Abogados
Abogados
Directores
 
† Fabio Naranjo Ochoa (Socio Fundador)
Carlos Eduardo Naranjo Flórez – Director general de Naranjo Ochoa Abogados-Bogota.
Jairo Naranjo Flórez - Director sede Medellín
 
Abogados
 
Bogotá
Mauricio Marín Elizalde - Departamento Derecho Fiscal y Tributario.
Juliana Carolina Ardila Pérez - Departamento Derecho Administrativo
Sandra Escobar Benavides -Departamento de Derecho Administrativo
Sandra Ines Vallejo Arcila- Departamento  Derecho Comercial
José Miguel Ceballos Delgado - Departamento  Propiedad Intelectual
Pablo Manrique Convers- Departamento Derecho Contractual y Administrativo
Gina Cáceres Bonilla- Departamento Derecho Administrativo
Alvaro Ceballos Suarez, Departamento Comercio exterior y arbitraje internacional.
 
 
Medellín
Jairo Naranjo Flórez
Claudia Alejandra Osorio Piedrahita
 
 
Abogados Consultores y/o Colaboradores
 
Leonardo Bernal
Jose Manuel Charry
Julio Roberto Piza
Billy Escobar
Ricardo Hoyos Duque
 
Abogados Corresponsales
 
Armenia (Quindío): Clara Inés Naranjo
Barranquilla (Atlántico): Javier Múnera.
Bucaramanga (Santander): Sonia Patricia Olivella; Luz Stella Sarmiento.
Cartagena (Bolívar): Margarita Vélez
Cali (Valle): Yolanda Mainieri.
Cúcuta (Norte De Santander):
Pereira: John Jairo Coronado
Montería y Sincelejo: William Quintero
Neiva (Huila): Luis Eduardo Polanía
Popayán (Cauca):
San Andrés Islas: Jose Manuel Geneco; Fernando Correa
Santa Marta (Magdalena): Nohemí Acosta.
Tunja (Boyacá):  Alex Rojas
Villavicencio (Meta): Luz Rubiera Forero Gualteros.
Yopal (Casanare): Rafael Gaitán
Valledupar: Ricardo Quintero.
 

 

Responsabilidad. NARANJO ABOGADOS LTDA. y los abogados que componen la firma se limitan a desarrollar todos los actos dentro del ejercicio de su profesión sin prometer la obtención de un resultado. Sus actividades se enmarcan dentro de la responsabilidad de medio en una forma responsable y bajo el entendimiento de que los clientes aceptan que su actividad profesional depende de las decisiones de las autoridades judiciales y administrativas y de la debida obtención y recolección de los elementos probatorios pertinentes. Los conceptos emitidos mediante correo o en forma verbal corresponden a su entendimiento y valoración jurídica del problema y en ningún caso determinan la obtención de un resultado.